Actualidad

11 horas de corte de tráfico para podar el ficus de San Jacinto

ficus san jacinto

Es probablemente el árbol más portentoso del arrabal: el gigantesco ficus centenario del Convento de San Jacinto. Pero en los últimos meses se ha convertido también en un peligro, ya que necesitaba una poda que no llegaba. Se le han caído algunas ramas, y por fin este domingo 29 de julio será podado. Para hacerlo, el tráfico en la esquina de Pagés del Corro con San Jacinto estará cortado durante once horas. 

Según ha adelantado Viva Sevilla, el ayuntamiento ha dado por fin autorización después de meses de espera para que los dominicos acometan la poda de este ejemplar verde que ha visto pasar las décadas en Triana. Serán los propios monjes los que costeen la poda a través de una empresa privada, pero necesitaban la autorización de Movilidad para poder realizar el corte de tráfico necesario que garantice la seguridad en la zona durante la poda. Un permiso que, según dicen desde el convento, ha tardado un año en llegar.

No será Parques y Jardines la que pode este árbol. Esto se debe a que desde el consistorio argumentan que, al estar dentro de una propiedad privada -los terrenos del convento-, los responsables de las labores de mantenimiento serían los propietarios del terreno en el que está el ficus. Además del corte del tráfico, los dominicos han tenido que cancelar todas las misas de la jornada en el templo.

El último susto, el pasado marzo

El ficus se ha convertido en los últimos meses en un monumento natural tan hermoso como peligroso. Son 105 años desde que un fraile lo trajera desde Puerto Rico y lo plantara en esta esquina tan transitada en 1913. Pero este querido árbol también ha dado algunos sustos que podían haber terminado en desastre.

Los temporales de este año le han afectado y mucho. El pasado mes de marzo, una caída de una rama estuvo muy cerca de acabar en tragedia. La rama de gran porte cayó sobre el inicio del paso de cebra de Pagés del Corro, muy cerca de una señora que estaba a un par de metros. Antes, en octubre de 2016 una rama se había desprendido sobre el jardín delantero del templo. Ahora, parece que este monumento natural de Triana tendrá este domingo la atención que merece para que no siga siendo una amenaza.

R.T.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X