Gastronomia Portada Vivir en Triana

Alfarería 21 reina en la casa Montalván

Afareira21_ensaladilla
Cuando se habla de la familia Arcas en Triana a muchos el paladar se nos hace agua y no podemos dejar de pensar en forma de puntas de solomillo y caballitos de jamón, pero esta vez nuestro paladar se equivocó.

Los hermanos Arcas abrieron en el verano de 2018 su nuevo bar-restaurante: Alfarería 21 y nosotros no hemos querido dejar pasar la oportunidad de probar, para luego contaros, lo que en esos fogones se cuece.

En primer lugar, y antes de entrar en faena, hablaremos del lugar. Y es que nada más cruzar el umbral de la casa Montalván ya se puede intuir donde estamos porque la cerámica reina en un zócalo con piezas originales e inconfundibles y un banco de golondrinas sobrevuela la pared de la barra.

Como siempre, pedimos nuestro tándem de croquetas y ensaladilla, esta vez eran croquetas de pollo de corral y ensaladilla rusa con ventresca de atún, almendras, polvo de mojama y regañá. Ya desde aquí se puede intuir que estamos ante una cocina algo más compleja que a la que estamos acostumbrados en Las Golondrinas, pero que no nos engañen los nombres compuestos: ambos platos gozan de sabores tradicionales y merecen un buen puesto en nuestra clasificación.

Las croquetas crujientes por fuera y cremosas y sabrosas por dentro, mientras que la ensaladilla, sin grandes estridencias, tiene un toque genial con las almendras y la mojama.

Afareira21_croquetas
Además, nos atrevimos con el magret de pato con trompeta de la muerte, con el que vuelven a demostrar que el punto a la carne se lo saben dar como casi nadie, a pesar de que el sabor no fue tal y como lo habíamos imaginado. Muy rico, vaya por delante, pero con un sabor diferente que nos hizo disfrutar más del sabroso segundo bocado tras la duda que nos dejó el primero.

Afareira21_pato
De dulce somos poco, así que en lugar de hacerlo con postre decidimos cerrar con un caballo ganador: la carrillada ibérica con cuscús, ciruelas, orejones y pimientos del padrón. La carne se desmigaba, como debe ser, y de la que se puede disfrutar de principio a fin.

Afareira21_carrillada

Con todo, le damos un notable por su atención, comida y vinos pero nos falta ese punto necesario que es el sobresaliente. Por pedir, que eso a nosotros nos encanta, podríamos pedir que hubieran hecho un guiño en la carta a la tradición y hubiéramos disfrutado de alguna punta de solomillo, pero siempre nos quedarán Las Golondrinas.

G.M./ E.A.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X