Actualidad

El boom urbanístico nos enseña la Triana que se nos viene

«Piso con calidades de lujo en pleno corazón de Triana». Es la descripción que podríamos llamar común a los numerosos proyectos urbanísticos que se están llevando a cabo en nuestro distrito, construcciones que vienen dejarnos claro la Triana que se nos viene, o al menos en su casco histórico.

Las tenemos de todos los tipos: construcciones modernistas en plena calle Castilla frente a la Parroquia de la O; apartamentos turísticos en un casa histórica como la de los Mensaque; o incluso una cooperativa de viviendas en calle Alfarería. Y eso solo si nos centramos en el casco histórico, porque romper esa frontera arquitectónica supondría horas y horas de estudio.

Así las cosas, empezando por la que parece más avanzada, frente a la Parroquia de la O se levanta un edificio con salida a Castilla y Alfarería que rompe totalmente con la estética de la zona. «Astoria Triana», viviendas que van desde los 190.000 euros que cuesta un apartamento de 60 metros y una habitación, hasta los 540.000 que tendríamos que pagar por un ático, de 130 metros últimos y 180 construidos.

En la misma línea encontramos en calle Rodrigo de Triana una promoción en la intersecciones de la calle Troya con Pelay y Correa y con Rodrigo de Triana. Según anuncian, allí irá un edificio «moderno y funcional» con 14 viviendas, garaje y trasteros, siendo el de precio más económico el que ronda los 200.000 euros por 45 metros útiles. El piso más caro asciende a los 526.000 del ático, con apenas 120 metros útiles.

«Plaza Triana» es una promoción de 48 viviendas que estará en la calle Alfarería Nº 39 y que seguirá la fórmula de sociedad cooperativa y que ofrece apartamentos de 1 habitación y 50 metros por 127.000 euros, hasta llegar a los 416.000 de la vivienda de cuatro dormitorios y 111 metros más 50 metros de terraza.

Tres ejemplos que se complementan con otros tantos de similares características en zonas como Plaza de Cuba o San Jacinto, donde justamente hay uno de los casos más hirientes. En este sentido, el que fuera domicilio de los Mensaque, en el número 24 de la calle San Jacinto, albergará pisos turísticos bajo el nombre de «El escondite de Triana».

Una auténtica joya del regionalismo, santo y seña de Triana, tan antiguo e importante como su historia misma, y en breve será alojamiento para aquellos que nos visitan esperando, precisamente, lo que todas estas nuevas construcciones prometen: «Sentir ese no sé qué que hace a Triana especial, auténtica y llena de mucha historia». Ese «no sé qué» que poco a poco se irá perdiendo, como se pierden los trianeros en Triana.

E.A.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X