Actualidad

La cruz de San Jacinto ya luce como nueva

Una semana después de que un accidente durante la poda del ficus arrancara uno de los brazos de la cruz, el monumento de San Jacinto luce como nuevo.

La reparación por parte de la orden dominica a la que pertenece el Convento de San Jacinto no se ha hecho esperar. Tan solo una semana después del percance, los operarios recolocaban este fin de semana el brazo caído de la cruz.

El suceso ocurrió durante el domingo de hace una semana. Una empresa privada contratada por los dominicos para la poda del ficus centenario que preside el jardín delantero de la iglesia realizaba los trabajos pertinentes para que el árbol no fuera un peligro para los trianeros.

Durante esas labores, una de las ramas podadas se precipitó de manera fortuita sobre la cruz que ocupa la esquina del jardíne entre San Jacinto y Pagés del Corro. La envergadura de la rama hizo que en su caída se llevara por delante uno de los brazos horizontales de la cruz.

A pesar del revuelo que se formó por las consecuencias de este accidente, los dominicos le restaron importancia y anunciaron que la cruz en breve sería reparada. Y así ha sido. Solo una semana después, la cruz luce como si nunca hubiera pasado nada y el paisaje de esta esquina de San Jacinto ha vuelto a la normalidad. Mientras, el ficus luce podado minimizando el riesgo de caída de ramas en esta esquina tan transitada de Triana.

R.T. / Manuel Rincón

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X