Actualidad

Vecinos y comerciantes de Alfarería alzan la voz por unas problemáticas obras

La calle Alfarería lleva tiempo estando imposible, es una realidad que puede observar cualquiera que dé un paseo por la zona. Las obras que se han instalado en la calle han acabado con gran parte de los aparcamientos y ahora, para más inri, los vecinos y comerciantes denuncian una serie de irregularidades que van desde camiones en dirección prohibida hasta repetidos golpes a vehículos particulares, pasando por cortes de calles más allá de los permitidos por la licencia.

En este sentido, los comerciantes de la zona denuncian la supresión de aparcamientos hasta el año 2020, “una barbaridad” que sufren a diario y a la que hay que sumar “la actitud chulesca y desafiante” de los conductores de los camiones. “No tienen miramiento alguno con los vehículos que están bien aparcados, rompen retrovisores y han producido ya varios arañazos de los que luego no se quieren hacer responsables a pesar de que hay testigos”, relata una comerciante de la calle Alfarería, que pone voz a la denuncia de la mayoría: “Es indignante, estamos desesperados. Han arrancado pivotes, cortan las calles y limitan el tráfico a su antojo, entran y salen en dirección prohibida de Alfarería…”.

Una situación que llevan viviendo desde verano debido a las obras de una promoción de viviendas y por la cual han presentado un escrito a la Gerencia de Urbanismo, la Delegación de Movilidad y el Distrito de Triana. El mismo, recoge más de 250 firmas de comerciantes y vecinos de la zona, que unidos solicitan una reunión con la Gerencia de Urbanismo para tratar, principalmente, lo que ellos consideran irregularidades intolerables.

Estas son: la supresión de aparcamientos hasta 2020 (una “barbaridad”), el anclaje de vallas a la calzada (“algo que están prohibido”), el corte de calles sin permiso “y a su antojo”, el incumplimiento de las normas de tráfico por parte de los camiones “que entran en dirección prohibida y han llegado a romper bolardos y obligar a desvíos” y el vallado sin permiso de una zona mayor de la calle a la que se recoge en la licencia de obras (las vallas se extienden desde el número 39 al 99).

En este vídeo, de hecho, se puede observar como un camión sale de Alfarería en dirección prohibida, obliga a un vehículo a salir marcha atrás de la calle y “encima el conductor mira de modo chulesco”. “Hacen lo que quieren”, denuncian.

Por el momento, la respuesta por parte del Ayuntamiento no ha llegado, mientras en calle Alfarería siguen conviviendo a diario con unas obras que ya se han convertido en una auténtica pesadilla para los vecinos y comerciantes.

E. A.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X