Caredent Triana echa el cerrojo sin previo aviso y deja a sus clientes con tratamientos a medias

12004010_1639214632991071_3385979143067441162_nTal y como publica Diario de Sevilla la clínica dental Caredent Triana ha cerrado sin previo aviso su negocio dejando a clientes sin tratamiento. Al parecer hay decenas de afectados por el cierre, y deudas de hasta 30.000 euros entre pacientes y proveedores. Los afectados han presentado reclamaciones ante la central de las franquicias, la oficina de Consumo de la Junta de Andalucía y ante el Colegio de Dentistas de Sevilla.

Esta clínica, en régimen de franquicia, al parecer, ha dejado a pacientes con tratamientos ya iniciados o que tenían firmado comenzar las terapias este mismo mes. Tal y como apunta este periódico, «la mayoría de los casos los afectados optaron por la financiación, de modo que se ven obligados a seguir pagando tratamientos que no están recibiendo». Y además los afectados no tienen acceso a su historial clínico para poder trasladarlo a otra clínica similar.

Como hemos podido informarnos, los afectados han creado un grupo en la red social Facebook para ponerse en contacto entre ellos y organizarse para denunciar.  Al parecer, los propietarios de la clínica no dan respuesta a sus pacientes y ni siquiera atienden a las llamadas telefónicas desde que cerró antes el verano. Los afectados han presentado reclamaciones ante la central de las franquicias, la oficina de Consumo de la Junta de Andalucía y ante el Colegio de Dentistas de Sevilla.

El director de las franquicias Caredent, Luis Cañadas, explicó ayer que la central de las franquicias dará respuesta a los pacientes afectados a través de otras clínicas para terminar sus tratamientos y  que tienen previsto iniciar medidas legales contra los propietarios de la clínica de Triana.  

El asesor jurídico del Colegio de Dentistas explicó ayer que atenderán a cada paciente y se le hará un estudio. Los afectados que hayan financiado sus tratamientos podrían dejar de abonar la cuantía al demostrar que el servicio ha dejado de ser prestado. Aunque al parecer en la mayoría de los casos los tratamientos han sido abonados en efectivo.

Por último, al cerrar la clínica también arrastra deudas con los trabajadores de la misma, que aún no han cobrado nóminas (odontólogas, cirujanos…); a los que se le debe entre 9.000 y 30.000 euros.

R.T.

 

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Triana