Daddy Cadi, la chirigota que arrasa en Cádiz y se cocinó en El Tardón

Qué maravilla el Carnaval de Cádiz, cómo abren las puertas a los de fuera para que el talento, independientemente de dónde venga, reine en el Gran Teatro Falla. Este año todo el mundo habla de los ‘Daddy Cadi’, esos reguetoneros sinvergüenzas que han enamorado a los gaditanos. Y a los no gaditanos. Una chirigota cocinada a fuego lento en uno de los locales de Cerámicas Mensaque, en El Tardón. 

‘Daddy Cadi’ se ha cocinado a fuego lento porque llevaban años con el tipo del reguetonero en la cabeza, y hasta este año no lo han llevado a las tablas del gran coliseo gaditano. Derroche de ingenio, un estilo que no solo se queda en el tipo sino que se incluye en la música de forma predominante. El reguetón se ha hecho carne, y ha acampado entre nosotros.

Los vecinos de El Tardóin habrán escuchado en el local trasero que tiene el bar de Cerámicas Mensaque mucho tres por cuatro y mucho golpe de bombo. Ahora, todas esas horas de esfuerzo y trabajo con mucho arte, están dando frutos en el gran escenario del Carnaval de Cádiz. ‘Daddy Cadi’ es un éxito con mayúsculas, como lo fue hace dos años la chirigota del Bizcocho desde San José de la Rinconada.

Cuando Cádiz corea desde el primer día un estribillo de los cuplés, es que has llegado a lo más alto. Que se lo digan al Selu. Estos reguetoneros que son puro genio y figura desdibujan el perfil del reguetonero y ascienden el ritmo caribeño a las más altas cotas. Letras que te hacen reír sin complejos, crítica social y mucho arte es lo que define a esta chirigota que ha tenido en El Tardón su laboratorio para explorar nuevas música para el Carnaval de Cádiz.

Con letra de Pablo de la Prida y Jesús Benárquez Liaño, y la música de José María Barranco ‘El Lacio’, esta chirigota aspira a llegar a lo más alto desde El Tardón -ya está en semifinales-. Sin aún no la han disfrutado, no duden en hacerlo porque son canela en rama. ¡Viva el Carnaval!

R.T.

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Triana