El comedor social de Triana necesita al barrio

El comedor social de Triana, regido por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, acude a los vecinos del barrio para solventar la necesidad  de recursos ante la que se enfrentan.

La pandemia provocada por la Covid-19 ha calado hondo en la economía de muchos hogares, algo que se hace patente desde hace meses en las colas que a diario se pueden observar a las puertas de este comedor de Pagés del Corro. Según afirma Elena, la trabajadora social del centro, «hemos duplicado la población a la que atendemos» lo que se traduce en escasez de recursos y, añade, «necesitamos seguir».

En los últimos tiempos, además, han tenido que cerrar uno de los comedores de la organización por cuestiones sanitarias, lo que hace que la concentración de población a atender aumente. Actualmente el comedor está ofreciendo 360 menús de lunes a viernes, una cifra que los fines de semana alcanza los 480.

El llamamiento que realizan desde el centro tiene un claro objetivo y es no dejar de lado a quienes más lo necesitan. De esto modo, la trabajadora social aclara que «estamos abiertos ante cualquier tipo de donación, ya sea económica o de alimentos, pero preferimos dinero para así poder distribuirlo en los recursos que más necesitamos». «Actualmente invertimos mucho en productos de limpieza y sanitarios, como gel y mascarillas, tanto las que entregamos a quienes acuden al comedor como las que donamos».

La propia organización que gestiona el comedor social ha habilitado un número de cuenta (ES21 0075 0736 8206 0117 9672) en el que se pueden realizar dichas donaciones, algo que también se puede llevar a cabo a través de su propia web: comedordetriana.org

Desde aquí nos sumanos a su campaña «Cualquier donativo contribuye a que puedan seguir comiendo estas personas tan necesitadas. Todo suma».

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Triana