Personajes

«La Orquesta Sinfónica de Triana se bajará del escenario para llegar a la gente»

Manuel Alejandro González y Antonio Jiménez, fundadores de la OST

Tocar la música de Triana para Triana. La Orquesta Sinfónica de Triana, que ya tiene apalabrado el salón de actos del Instituto de San Jacinto, promete ser una institución que se baje del escenario para hablar cara a  cara con el barrio.

Su director, Manuel Alejandro González, de 33 años y licenciado por la Royal School of Music de Londres en Dirección de Orquesta, nos habla del proyecto y nos adelanta el gran acto de presentación, que será en junio o septiembre, y tendrá como escenario el cielo del Altozano.

¿Cómo será la presentación?

Queremos hacer varios bloques. No vamos a dejar la música clásica de lado, pero queremos hacer un repertorio que no aleje en un principio al público. Tengo pensado preparar un par de oberturas de ópera como La forza del destino o Guillermo Tell, el primer movimiento de la Quinta Sinfonía de Beethoven… Algo que la gente pueda fácilmente reconocer. También habrá música de cine, quizá La lista de Schlinder o Indiana Jones. Y finalmente un bloque dedicado solamente al flamenco en el que vamos a contar con colaboraciones especiales. Como ya tenemos un disco en el que hemos trabajado bulerías, soleares, fandangos y tangos, queremos aprovechar ese repertorio y adaptarlo con los personajes. Al final, vamos a tener invitados como el trompetista Benjamín Moreno, con el que tocaremos quizá parte del concierto de Hummel.

Pero con flamenco no estamos hablando de La vida breve o El amor brujo de Falla, por ejemplo.

No, estamos hablando de adaptaciones de palos del flamenco. Coger una bulería con una guitarra y transcribir esa música para la orquesta. Estamos hablando de flamenco puro pero, en vez de tocarlo con una guitarra, con una gran orquesta. Es algo muy especial pero muy trabajado.

¿No es algo demasiado típico que una orquesta de Triana toque flamenco?

Precisamente lo que queremos es llegar al barrio, que el barrio sienta la orquesta como suya. Esta ciudad no es de orquestas, es más de bandas. Pero esta es una orquesta que está dispuesta a bajarse del escenario, a llegar a la gente, tocando una música diferente y que cada vez que haga un programa diferente va a sorprender. No buscamos que venga el melómano, sino el público en general. Nuestro principal cometido es rescatar aquellas músicas populares que el barrio tiene y llevarlas a la orquesta.

¿De dónde salen los músicos?

Son profesionales que o están terminando el Grado Superior o lo han terminado ya en el Manuel Castillo o el Cristóbal de Morales. Vienen de muchos puntos geográficos: Cádiz, Granada, Sevilla, e incluso Argentina o Colombia. Está abierta a todo el mundo. Además, en los próximos días vamos a abrir audiciones y cualquiera que sepa tocar el violín y crea que tiene cualidades para estar en la orquesta, va a poder entrar. Es una orquesta en la que entra todo el mundo y abierta a la gente.

Supongo que ahora tocará arrimar el hombro…

Por supuesto. Ahora uno se pone a ver las noticias y solo se ven recortes: recortes en Cultura. Menos plantilla, una orquesta menos, otra orquesta menos, otro conjunto que corre peligro… Y pienso que somos conscientes de la situación. Queremos sembrar unas raíces para que después de 10 años y tras regar mucho este árbol, pues podamos estar hablando de una Orquesta Sinfónica de Triana con un sede, con una programación como la puede tener la ROSS… Pero ahora toca arrimar el hombro, porque lo que nos mueve es el amor a la música, aunque eso suponga hacer sacrificios.

¿Es un caso similar al de la Orquesta Bética?

Sé que la Bética ha tenido fases de paro y actividad, pero esa no es mi intención. No quiero que sea una orquesta freelance, sino una orquesta constante. El primer año a lo mejor tenemos un concierto de Semana Santa, otro de Feria, el de Año Nuevo y algún concierto temático. Pero aunque los músicos no cobren, sí que necesitamos un apoyo. Necesitamos una microfonía, un escenario, una caja de resonancia. Ahí entra el distrito de Triana, que hasta ahora nos han brindado todo su apoyo, y creo que no vamos a tener problema. La idea es que los conciertos sean al aire libre para que los disfrute todo el mundo.

¿Cuál es vuestro objetivo inmediato?

Hacer música por amor a la música y por respeto a la música. Si el día de mañana podemos cobrar por hacer esto, pues será fantástico. Pero ahora toca consagrar esta institución como una orquesta importante en la ciudad y hacer bien nuestro trabajo.

Miguel Pérez Martín

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X