Madre de Dios del Rosario visita al Rocío de Triana

Madre de Dios del Rosario ante el Rocío de TrianaMientras la Virgen del Rosario hacía lo propio en el Barrio León, al otro lado del distrito, en la Triana antigua y castiza, Madre de Dios del Rosario salía de Santa Ana con una recorrido de aires antiguos. Entre callejuelas, la virgen de la Catedral de Triana brilló en la noche.

Salía pasadas las siete y veinte de la tarde y su barrio la esperaba. Hoy las devociones estaban divididas, ya que parte de los devotos habían elegido el Rosario del Barrio León. Pero la gente no dejó sola a la de Santa Ana, sobre su tremendo pedestal, que recorrió las callejuelas para buscar Pagés del Corro. El destino lo tenía claro: visitar a la Hermandad del Rocío de Triana solo horas antes de su traslado a la catedral para celebrar los actos del bicentenario.

En la calle Evangelista la esperaba la muchedumbre, agolpada frente a la capilla en la que se custodia el simpecado. Con entusiasmo y rezando la Salve acogieron los rocieros de Triana a esta virgen de gloria que había modificado su recorrido para visitar a la sexta hermandad más antigua que peregrina a El Rocío.

Tras el paso por Evangelista, el cortejo optó por una serie de calles estrechas y zonas populares en las que la gente le agradeció su visita, para terminar saliendo a San Jacinto en una bonita estampa por la estrechez de la calle Ruiseñor, tras el convento de Pagés del Corro. Luego fue momento para el saludo ante la Estrella, que la esperaba en su capilla, y para recorrer Rodrigo de Triana, ya buscando su templo, al que entró pasada la medianoche.

Puedes ver la fotogalería completa en nuestra página de Facebook.

Miguel Pérez Martín

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Triana