¿Cuáles son los patios más bonitos de Triana?

Patio de las flores

Esto es como todo en la vida, los hay para todos los gustos y difícilmente todos los vecinos coincidirán, pero el Ayuntamiento de Sevilla ha valorado una serie de patios de Triana y ha decidido cuáles son los más bonitos, dentro del Concurso de corrales.

En este sentido, como parte del programa ‘Otoño en los corrales de Triana’, el ganador de este concurso ha sido el Patio de las Flores, ubicado en la calle Castilla, 16.

Se trata de un corral auténtico, con destacados retablos cerámicos y azulejos trianeros y el premio está dotado con 500 euros y una placa cerámica. Se encuentra completamente restaurado y tiene la particularidad de que su parte trasera da al Paseo de la O, en la margen derecha del río Guadalquivir.

Se construyó en 1903, es uno de los corrales más antiguos de la ciudad de Sevilla y es uno de los pocos que a día de hoy perduran en el tiempo, y es que pasear por la popular calle Castilla, en pleno Corazón del Barrio de Triana y toparse con un vergel como el de éste Corral de vecinos es una joya.

Se trata de un interesante y complejo corral en el que destaca su profusa decoración con macetas en patios, muros y ventanas. Posee un zaguán muy amplio y, tras varios recodos, el pasillo al que abren las casas, desemboca en un patio con vistas al río y al puente de Isabel II.

Originalmente tenía solo una planta, pero una parte considerable del edificio posee dos. En su interior aparecen pozo y lavaderos. Ha tenido numerosos premios y ha servido de escenarios a películas de corte costumbrista sevillano.

En segundo lugar del concurso de patios –con un premio de 300 euros y una placa cerámica- se ha situado la Cerca Hermosa. Situado en la calle Alfarería, 32, es uno de los mayores corrales trianeros.

Su estructura interna no es homogénea, sino que presenta una serie de edificaciones independientes entre sí, de una o dos plantas, levantadas en su mayor parte en el siglo XIX y principios del XX, aunque alguna es de factura muy reciente. Los vecinos, a diferencia de otros corrales, son propietarios en su mayoría y destaca su interés por mantener el patio en buenas condiciones y buen ornato, lo que les ha granjeado premios y reconocimientos.

La tercera posición –con un galardón de 200 euros y placa cerámica- ha recaído en el Corral de los Corchos. Situado en la calle Alfarería nº138, es un extenso edificio de dos plantas y azotea construido hacia 1940.

En el interior posee un patio con fuente central y farolas en las paredes. Se trata de un inmueble que ha tenido un mantenimiento continuado y con un importante afán de sus habitantes por mantener condiciones de habitabilidad dignos. Se denomina el Corral de Los Corchos, porque la mayoría de sus vecinos trabajaban en la fábrica de corcho que había antiguamente en la Cartuja.

Cabe destacar que el jurado de los patios ha estado compuesto por Encarnación Aguilar Silva (presidenta); Cristina Romero Alba (secretaria), Víctor Fernández Salinas; Charo Jiménez Buiza, Reyes Robledo Castizo y Manuel Ortiz Pérez.

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Triana