Un detenido por robar doce veces en los vestuarios de un gimnasio de Triana

Era un cliente del gimnasio más, por lo que eso le ayudó a pasar desapercibido cuando cometía los robos con fuerza en el interior de las instalaciones -la Policía Nacional no ha dado el nombre del gimnasio-. El hombre de 41 años forzaba las taquillas de los vestuarios para sustraer las pertenencias de otros clientes.

El primer aviso de un robo que llegó a la policía en este centro deportivo fue hace casi un año, en septiembre de 2018. Luego vinieron más, hasta alcanzar las 12 denuncias de robo en los vestuarios cometidos, supuestamente, por la misma persona. Y siempre forzando los cierres de las taquillas para hacerse con el botín.

El autor de los hechos siempre actuaba en la misma franja horaria y siempre en los vestuarios masculinos. Tras utilizar una llave balsa o forzar los candados para abrir las puertas de las taquillas, se llevaba principalmente carteras o dinero en efectivo.

La policía, tras una larga investigación en colaboración con la dirección del establecimiento, logró localizar al supuesto ladrón. Una vez arrestado, fue cuando confesó los hechos a los agentes de la Policía Nacional. No tiene detenciones ni antecedentes policiales.

R.T.

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Triana