Una Pasión romana y musical entre las ruinas de Itálica

Pasion nazarena

Los próximos días 27 y 28 de febrero, a las 19:15 h., en el Teatro Romano de Itálica, se vuelve a poner en escena, por tercer año consecutivo, la representación de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, a través de la obra “La Pasión Nazarena”.

“La Pasión Nazarena”, es un proyecto organizado y coordinado por la Diputación de Formación y Juventud de esta Hermandad Sacramental de Ntro. Padre Jesús Nazareno, de Santiponce, en el que, con más de sesenta hermanos, se lleva trabajando hace más de cuatro años y que tuvo sus primeros frutos en la pasada cuaresma de 2014, con una exitosa puesta en escena, que consiguió agotar todas las entradas para las dos representaciones llevadas a cabo y múltiples elogios y felicitaciones por parte del público asistente.

Una originalísima representación teatral de los últimos momentos de la vida de Jesús, que cuenta con un cuidado vestuario, una magnífica iluminación, una banda sonora propia y el incomparable marco del Teatro Romano de Itálica que, construido entre los siglos I a.C. y I d.C., siendo la obra civil conocida más antigua de Itálica, aporta mayor realismo, si cabe, a la escenificación del relato.

Dirección artística de la obra: D. Juan Mera Gracia.

Dirección Musical: D. José Ángel Esteban Velázquez, compositor de toda la pieza musical que sirve de acompañamiento a la representación y que dirigirá a la Orquesta Ciudad de Itálica, compuesta por más de 25 músicos.

Dirección Técnica y Coordinación: D. Venancio González García. Dpto. de Formación y Juventud de la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno.

La historia

Itálica, año 80. Allí, en la ciudad que fundara Publio Cornelio Escipión, un grupo de niños juegan por sus empedradas calles. De repente se encuentran con un hombre que parece que está escribiendo algo importante en unos viejos pergaminos.

Éste, de nombre Juan, es un viajero que está de paso por esta tierra de paz a la que ha acudido después de haber sido liberado, junto a un grupo de cristianos del asedio a Jerusalén, por Marco Ulpio Trajano, padre del gran emperador Trajano, que comandaba la legio X Frentensis, bajo el poder del emperador Vespasiano. Juan, narrará a estos niños los últimos días de un gran amigo suyo.

Un hombre joven y sabio,  de mirada sincera que convencía a cualquiera que lo conociese. Un hombre con una palabra profunda y verdadera al que todo el mundo seguía y algunos llamaban Maestro. Su gran amigo era Jesús, el Hijo de Dios.  Él,  Juan, su discípulo amado.

Juan, el evangelista, les cuenta que Jesús enseñó la palabra del Padre, que no era otra que la palabra de los justos. Que curó a ciegos, perdonó a la adúltera, dio de beber al sediento, habló con la samaritana y que por todo ello fue traicionado, prendido cruelmente, azotado y crucificado hasta su muerte.

R.N.

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Triana