Vallas y mayor control para evitar los botellones en el Real

cecopOK

Con sólo dos días transcurridos de Feria de Abril de este 2013, ésta ya se ha convertido en la Feria ‘antibotellón’, después de que entre únicamente las noches del lunes y martes se hayan producido más de un centenar de denuncias y se haya procedido a evacuar los puntos con mayor afluencia de jóvenes.

Así, la portada y la contraportada del Real de la Feria han sido los dos puntos en los que más trabajo han tenido los efectivos de la Policía Nacional que se están encargando de disolver todo tipo de botellón que se dé en las inmediaciones de las casetas. No es algo nuevo esta práctica, ya que desde hace varios años atrás, el número de jóvenes que se enclavan en las puertas de las casetas y en las calles del mismo Real para hacer botellón se incrementa, si bien el Ayuntamiento ha decidido este año cortar por lo sano.

Si en otras ocasiones han sido más permisivos y con un toque de atención han decidido evacuar a los jóvenes que se reunían para beber con sus ‘lotes’, en este 2013 han pasado directamente a la acción. No en vano, tal y como anunció el delegado de Seguridad Demetrio Cabello, únicamente el lunes se saldó con la denuncia de 52 personas y la detención de otras 16, unas cifras que en multas se asemejaron a las que se produjeron en la noche de este martes, cuando los jóvenes también se postraron, generalmente en la portada y en la contraportada, para beber.

Sin embargo, las medidas disuasorias de la Policía y lo ocurrido el lunes ya dejó este martes algunas muestras de que no todo el mundo quería jugársela a que le multaran. De esta forma, muchos decidieron alejarse un poco de los puntos frecuentes de reunión, llevando el botellón a las mismas calles de Los Remedios, un barrio cuyos vecinos aguantan todos los años estas concentraciones y las consecuencias de insalubridad y suciedad que estas conllevan.

Por su parte, entre los jóvenes también se comenta lo que se han notado estas actuaciones, ya que, tal y como han hecho llegar a Triana al día varios usuarios a través de las redes sociales, en la noche del martes ya se ha notado significativamente que la gente ha sido más reacia a colocarse cerca del Real para hacer botellón. Una decisión que no quiere decir que sean menos los que beben en la calle, sino que en vez de reunirse en las inmediaciones de la Feria, ahora lo hacen en pleno barrio de Los Remedios, ocasionando mayor molestia a los vecinos. Otro debate más en la calle.

R.T.

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Triana